saltar al contenido

Carro

Tu carrito esta vacío

CORTE Y PULIDO DE DIAMANTE

Corte y pulido de diamantes

Un diamante es un tributo tangible a momentos inolvidables. En su forma aproximada tiene potencial, su tamaño es simplemente una promesa de lo que podría ser. Sólo en manos de maestros artesanos un diamante alcanza su verdadero potencial.

Con una licencia para comprar diamantes en bruto, Shimansky selecciona cuidadosamente cada piedra en bruto y la pule a la perfección para liberar su verdadero brillo.

Shimansky Jewellery Cutting and polishing a diamond with a diamond

El corte y pulido de diamantes es el proceso de transformar un diamante en bruto en una brillante exhibición de luz facetada. Es un arte que los artesanos de Shimansky dominan y, además, es una ciencia exacta que requiere una precisión intensa, atención al detalle y tecnología de última generación. Se necesitan años de experiencia y capacitación para adquirir las habilidades necesarias para este proceso, ya que cada faceta debe estar perfectamente alineada para garantizar el fascinante brillo y brillo que se ve en cada diamante Shimansky.

Shimansky Jewellery holding a cut and polished diamond

Incluso el error más pequeño puede tener un impacto importante en la calidad del corte de la gema final. En Shimansky, este proceso se completa internamente de principio a fin, lo que garantiza que todos y cada uno de los pasos cumplan con el estándar de precisión de Shimansky y que se aplique una atención al detalle inigualable en cada paso del camino.

Shimansky tiene una licencia para comprar y pulir diamantes en bruto, única entre los joyeros. Esto garantiza que sólo se elijan los diamantes más finos y seleccionados a mano para las creaciones de joyería Shimansky. Después de seleccionar las piedras en bruto de mayor calidad, se envían al taller de pulido y corte de diamantes Shimansky, situado en la Torre del Reloj en el mundialmente famoso V&A Waterfront en Ciudad del Cabo.

Inside look into the Shimansky Jewellery Diamond Museum Experience

Aquí, los maestros cortadores y pulidores de diamantes de Shimansky utilizan su maestría para transformar las gemas en bruto en magníficas exhibiciones de luz. El corte y pulido se realiza a mano, lo que garantiza un control de calidad exacto y preserva el antiguo y fascinante arte de cortar y pulir. Sin prisas, los cortadores y pulidores de diamantes Shimansky se toman su tiempo con todas y cada una de las gemas, asegurándose de que alcancen su máximo potencial. La tecnología más avanzada, combinada con antiguas tradiciones de corte y pulido, produce fascinantes diamantes Shimansky que dejan sin palabras incluso a aquellos con un ojo entrenado.

EL PROCESO DE CORTE Y PULIDO DE DIAMANTE SE PUEDE EXPLICAR EN CINCO PASOS ÚNICOS:

Paso 1: Análisis

El primer y vital paso en el proceso de corte y pulido de diamantes es el análisis del diamante en bruto. Este paso requiere imaginación, habilidad y precisión por parte de un cortador de diamantes experimentado. Después de analizar su tamaño, forma, claridad y dirección del cristal, se determina el mejor corte para el diamante con el fin de maximizar su valor final y apariencia. Este paso sólo puede completarse con éxito si lo realiza un maestro cortador de diamantes cuyo ojo entrenado y experiencia le permitan determinar el mejor corte posible para la piedra en bruto.

Un cortador de diamantes lo hará Considere varias posibilidades antes de decidir cuál de ellas producirá la gema de mejor calidad, ya que es la talla del diamante la que determina su posibilidad de reflejar la luz. Incluso si un diamante está bien clasificado en términos de color, claridad y peso en quilates, un corte deficiente dará como resultado un efecto opaco, lo que afecta en gran medida el valor de la piedra.

Paso 2: Marcado

El segundo paso en el proceso de producción de diamantes es el marcado de la piedra mediante tecnología láser 3D. El marcado incorrecto por una fracción de milímetro puede afectar en gran medida la calidad de la gema final, por lo que después de notar cualquier imperfección, un marcador de diamantes puede decidir solucionar una inclusión para pulir algunos diamantes de alta claridad de una piedra en bruto, en lugar de producir uno. diamante grande de menor grado de claridad.

Diamond is placed on a jeweller’s sawing spindle

Paso 3: Aserrado

¿Alguna vez te has preguntado qué sucede con el precioso polvo de diamante que queda después de cortar un diamante en bruto? Una vez marcado, se coloca un diamante en el husillo de la sierra de un joyero para realizar el tercer paso del proceso de corte y pulido. El diamante en bruto se corta donde ha sido marcado con una hoja de cobre con una mezcla de aceite y polvo de diamante. El husillo gira a unas increíbles 3.000 revoluciones por minuto. Es el polvo de diamante de la hoja de cobre el que corta físicamente la piedra, y no la hoja de cobre en sí. Esto se debe a que los diamantes son el mineral más duro conocido por el hombre y sólo pueden ser cortados por otro diamante.

Cada diamante es único y sus ángulos de corte deben planificarse con precisión matemática para lograr el resultado deseado.

Paso 4: Bloqueo

Sentando las bases para el potencial de un diamante, el bloqueo establece la simetría básica de una piedra al crear las primeras 17 o 18 facetas. Para algunos diamantes pequeños, el proceso se detiene aquí, pero los diamantes más grandes pasan a un brillanteista especializado para que les pula facetas adicionales, lo que aumenta el brillo y el fuego del diamante.

Paso 5: Pulido

También conocido como abrillantado, el pulido es la etapa final del proceso de corte. Las facetas finales del diamante se pulen y se les da forma con proporciones ideales y una simetría perfecta para que el diamante refleje la máxima cantidad de luz blanca. Cuanto más brillo tenga un diamante, más hermoso será y mayor será su valor. Es este paso el que determina el fuego, brillo y centelleo que tendrá el diamante.

El verdadero valor de una creación de joyería Shimansky sólo se materializa cuando la usa la persona a la que está destinada.